Viajes fin de semana

Ofertas e ideas interesantes para tus escapadas

Románico y turismo rural en Zamora

Zamora es una de las ciudades castellano leonesas con más leyenda en sus calles. Situada a orillas del río que cruza la provincia, el Duero, Zamora posee una abundante riqueza monumental especialmente atractiva que hará las delicias de los amantes del románico. No en vano es la ciudad española con un mayor número de restos de este estilo.

La ubicación geográfica de la provincia, fronteriza con Portugal y Galicia, ha aislado también a Zamora de las grandes vías de comunicación, lo que se ha traducido en una mejor conservación de las tradiciones y costumbres de la zona. Zamora provincia está llena de paisajes y gentes que merece la pena visitar y conocer.

Nuestro recorrido de la ciudad puede comenzar por la zona oeste, donde destacan en primer lugar las murallas, la catedral con su cúpula de estilo bizantino, el Palacio Episcopal, el Castillo o el Portillo de la Traición, famoso porque, según cuenta la tradición, aquí fue por donde Bellido Dolfos entró en Zamora perseguido por el Cid después de haber dado muerte al rey Sancho II. En esta zona no podemos dejar de visitar tampoco las Aceñas de Olivares o el puente de piedra, además de numerosas iglesias, como la de San Pedro y San Ildefonso, la de Santa María Magdalena, la del Espíritu Santo o la de Santiago de los Caballeros. En el lado este destacan el antiguo ayuntamiento, el palacio de los Condes de Alba y Aliste, el del Cordón o el de los Momos, el puente de hierro (construido siguiendo el modelo arquitectónico de Eiffel) amén de un sinfín de iglesias románicas, como la de San Andrés, San Esteban o San Vicente.

Leer más

Barcelona: Espiritualidad y naturaleza en Montserrat

Una de las visitas más impresionantes a poca distancia de Barcelona es sin duda la de Montserrat, una montaña esculpida de forma singular en la que se halla la famosa abadía benedictina Mare de Deu de Montserrat, en la que se rinde culto a la también conocida “Moreneta”. Es un lugar que combina cultura, naturaleza y espiritualidad.

Para llegar hasta allí podemos acercarnos hasta los pies de la montaña en coche o tren y después tomar el funicular, que asciende a través de la montaña a este peculiar enclave.
Montserrat es todo un símbolo dentro de la cultura catalana. Ya en tiempos, los monjes del santuario desafiaron las prohibiciones franquistas celebrando ritos en catalán, y su monasterio dio refugio a numerosos nacionalistas catalanes que permanecieron en clandestinidad hasta la muerte del dictador.
En el apartado cultural, la abadía dispone de una biblioteca con casi 300.000 volúmenes, además de una escolanía de niños cantores y un museo que alberga desde obras de el Greco, Dalí o Picasso hasta una momia egipcia.

Leer más

Vacaciones en La Gomera. Turismo activo insular y naturaleza insólita

Perderse en las Islas Canarias es posible. La isla de La Gomera supone una excelente opción para quienes quieran olvidarse de todo en un lugar tranquilo y exótico ‘sin necesidad de volar al Caribe’. La Gomera cuenta en la actualidad con un aeropuerto y varios vuelos diarios a Tenerife y Gran Canaria, aunque también es posible llegar en barco.

La Isla Mágica, como se conoce también a La Gomera, una isla pequeña, pero sus 378 km2 de superficie albergan un tesoro ecológico de carácter prehistórico único en el mundo, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta joya de la corona es el Parque Nacional de Garajonay, un vestigio de la Era Terciaria. Como los gomeros mismos afirman, Garajonay es un bosque donde encontrarse con la historia del mundo.
Pero hay más espacios naturales protegidos, como la Reserva Natural Integral de Benchijigua, situada en el municipio de San Sebastián, de notable interés geomorfológico y botánico, el Parque Natural de Majona, situado al noroeste de San Sebastián, que ocupa una antigua dehesa comunal en la que, aún hoy, se utilizan prácticas de pastoreo o el Parque Rural de Valle Gran Rey, situado en el valle del mismo nombre, que presenta interesantes elementos geomorfológicos en forma de profundos barrancos y escarpados riscos.

Leer más

Plasencia. Cáceres con encanto

Extremadura, tierra de buenas carnes, vinos y productos agrícolas y ganaderos, esconde en su interior ciudades tan bellas como la de Plasencia, localizada en la provincia de Cáceres. Esta se encuentra aposentada en la parte sur del Valle del Jerte, precioso espacio natural que nos ofrece la oportunidad de pasar unos días rodeados de magníficos paisajes de rica flora y fauna.

Plasencia está considerado como punto turístico de primer orden, y es lógico teniendo en cuenta su legado histórico – artístico, que cuenta con numerosos monumentos y construcciones de gran interés turístico, dignos de apreciar en una visita didáctica a la ciudad. La proximidad de Plasencia a otros muchos enclaves turísticos fascinantes es otro de los atractivos que tiene la ciudad, ya que os permite hospedaros en cualquiera de sus hoteles o casas rurales durante todas las vacaciones, pudiendo visitar numeroso lugares con encanto sin moveros del emplazamiento. Numerosas rutas y senderos se ramifican por toda la periferia del lugar, caminos que nos transportan a la más primitiva naturaleza de la región y nos permiten realizar todo tipo de deportes de aventura. Un picnic, seguido de un tranquilo paseo a pié o en bicicleta es una gran opción si queréis disfrutar de los parajes naturales de la zona, además de una forma muy saludable de realizar vuestras vacaciones. La gastronomía del lugar es digna de los paladares más exquisitos, disponiendo de numerosos restaurantes donde podremos deleitarnos con los platos típicos extremeños.

Leer más

Ordesa y Monte Perdido: Parque Nacional del Pirineo Aragonés

Situado en la provincia de Huesca, concretamente en el Pirineo Aragonés, se localiza el majestuoso Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuya sinuosa y monumental geografía nos permite realizar numerosas actividades al aire libre. Es por este motivo por lo que configura un lugar ideal para disfrutar un poco del bienestar que transmite la naturaleza durante nuestras vacaciones.

Este fue creado en el año 18, ocupando solo es territorio perteneciente al Valle de Ordesa, y no fue hasta el año 82 cuando el sobrenombre de parque nacional, acaparó también los 3 valles que componen al Macizo de Monte Perdido, los cuales son el del Valle-Cañón de Añisclo, el Valle de Pineta y las Gargantas de Escuain.

Leer más