Volver

Castilla y León

Parque Natural Lagunas Glaciares de Neila | Escapada de Montaña en Burgos

Al sureste de la provincia de Burgos se encuentra el Parque Natural Lagunas Glaciares de Neila, de gran atractivo paisajístico, gracias a la singularidad geomorfológica de la zona y por el contraste de colores y formas, que hacen del lugar un rincón incomparable de la meseta norte española. Un lugar perfecto para hacer turismo de montaña y deportes como la escalada o el senderismo, en un parque natural encantador. Dentro de las numerosas lagunas del parque destacan varias que han sido incluidas dentro del Catálogo Regional de Zonas Húmedas de Interés Especial: Laguna Negra, Laguna de la Cascada, Laguna Larga y Laguna de los Patos entre otras. El parque, de gran riqueza faunística y florística, es el hogar de especies alpinas muy atractivas como el lobo y el corzo. El Valle de Neila, rodeado de picos de más de 2.000 metros de altura, está totalmente aislado, lo que ha permitido que no se haya producido ninguna alteración en su ecosistema, facilitando así la conservación de unos valores paisajísticos propios muy singulares. Todos estos factores propician una enorme afluencia de turistas que deciden visitar este hermoso reducto natural que se encuentra a tan solo 50 kilómetros de la ciudad de Burgos. Podemos llegar hasta allí acercándonos al pueblo de Quintanar de la Sierra y cogiendo la carretera que nos lleva hasta el pueblo de Neila, pueblo cuyo término forma este Parque. Desde Burgos, por la N-234 hasta Salas de los Infantes y ahí la C-113 hasta Barbadillo de Pez, donde cogemos la BU-821 hasta la localidad de Neila. En cuanto al alojamiento, en la zona hay casas rurales con tarifas muy económicas como las casas rurales La Chimenea de Soria o Casa Barruelo, con precios que no superan los 20 euros. payday loans...

Leer más

Turismo rural en Ávila: Arenas de San Pedro

La localidad de Arenas de San Pedro, situada en Ávila, en pleno Valle del Río Tiétar, es uno de los destinos rurales más atractivos de la provincia castellano-leonesa, un rincón donde el tiempo parece que se haya parado, dando lugar a un pueblo donde la Edad Media sigue más viva que nunca. El lugar idóneo para disfrutar de un viaje rural de fin de semana en Castilla y León. El pueblo de Arenas de San Pedro tiene sus orígenes en la explotación minera de la zona y en el pastoreo, puesto que sus tierras, bañadas por el Tiétar, son muy ricas en pastos. La localidad posee un gran legado histórico dada su gran importancia durante la época de la Reconquista y por su privilegiada situación geográfica, siendo una de las poblaciones más importantes durante la Edad Media y poseyendo también a una importante comunidad judía que ha dejado su huella en edificios como la Sinagoga. Algunos de los rincones más emblemáticos de Arenas de San Pedro son la Ermita del Cristo de los Regajales, la ermita de San Andrés del Monte y el Puente de Aquelcabo, también conocido por el nombre de Puente Viejo. Cerca de Arenas de San Pedro podremos practicar muchos de nuestros deportes al aire libre favoritos, desde pescar o en bicicleta hasta practicar la observación de aves. Sin lugar a dudas, un gran destino para hacer las maletas y olvidar durante un fin  de semana nuestras preocupaciones y ajetreada vida cotidiana en la ciudad. El casco histórico del pueblo podría usarse fácilmente para cualquier película ambientada en el Medievo. Su laberíntico entramado de callejuelas empedradas, casas de arquitectura tradicional, fuentes, plazas y esculturas hacen que perderse por sus calles se convierta en una experiencia única en la que la Historia es la principal protagonista. Además de disfrutar del patrimonio artístico e histórico que ofrece el pueblo, considerado uno de los más bellos de la provincia de Ávila, en su entorno encontraremos parajes de gran...

Leer más
    Luz Montalban: Propósito del año 2012: conoce gente apasionada por el marketing y convertirme en un gran profesional. Te interesaría colaborar? Un saludo! Luz @LuzMontalban

Turismo Rural Alternativo, una propuesta diferente

¿Qué es el turismo rural alternativo? La característica principal que definiría al turismo rural alternativo es que ofrece un producto totalmente diferente al que ofrece hoy el turismo rural, una nueva visión para disfrutar al máximo de los espacios naturales y de todas sus posibilidades. El turismo rural alternativo es una nueva era del turismo rural convencional, un turismo que hasta hoy se ha entendido como el simple hecho de pasar unos días en una casa en medio del campo, ofreciendo esta nueva era una mayor explotación del entorno, de sus rincones y riqueza, y un incremento de las actividades a realizar en pleno contacto con la naturaleza. Los alojamientos rurales alternativos tienen como principal objetivo ofrecer no sólo un lugar donde descansar, sino también la combinación de nuestra estancia con la práctica de actividades culturales, la participación en talleres, realizar deportes de aventura o simplemente contactar con los parajes naturales, a través de rutas de senderismo u otras actividades. El turismo rural alternativo es también sinónimo de calidad y de profesionalidad, un campo repleto de profesionales que se esmeran aportando propuestas e ideas creativas en ambientes rurales con el fin de mejorar las antiguas propuestas del turismo rural. En España cada vez se le da más importancia a un turismo rural innovador y de calidad, y son muchas las casas rurales alternativas que han emergido en la Península Ibérica, de norte a sur, en estos últimos años. Algunos de los destinos rurales alternativos más llamativos del país son las Casa Rural Valle de Mira, en la provincia extremeña de Badajoz, Escribano de Torgo, en Pontevedra, Entre Viejos Olivos, en Valencia y el Complejo Rural Spa La Puente, en Palencia. Un turismo rural diferente, innovador, que se centra más en las grandes ideas que en las grandes inversiones de dinero, un turismo hecho a medida para desconectar de la monotonía, encontrarse con uno mismo y disfrutar de unos maravillosos días en familia, con los amigos o con nuestra pareja. En definitiva, destinos...

Leer más

Miranda de Ebro, un fin de semana rural en Burgos

La población de Miranda de Ebro se presenta como uno de los mejores destinos rurales y culturales para salir de fin de semana o de puente. Su gran patrimonio artístico e histórico, gastronomía, calles, entorno natural y gentes harán de nuestra estancia una experiencia inolvidable. Caminar por las calles y barrios de Miranda de Ebro, en la provincia castellano-leonesa de Burgos, es maravillarse a cada paso, sus edificios medievales, plazas, fuentes, mercados y restaurantes convierten a la ciudad en un auténtico paraíso para todo y cada uno de nuestros sentidos. El núcleo medieval de Miranda del Ebro, conformado por las calles Allende y Aquende, es sin lugar a dudas su mayor atractivo turístico, una zona que nos transportará al pasado con monumentos y edificios medievales muy singulares y en un óptimo estado de conservación. Otros de los rincones más interesantes para visitar en Miranda de Ebro son el Puente de Carlos III, sobre el Río Ebro, la Iglesia de Santa María, que data del siglo XVI, la Iglesia del Espíritu Santo, conocida también por el nombre de Iglesia de San Nicolás, la Plaza de España, donde se halla el Ayuntamiento y un gran conjunto de majestuosas casas nobiliarias y la Iglesia de San Juan Bautista. El entorno de la población tampoco tiene ningún desperdicio, con paisajes y poblaciones cercanas con mucha historia. Algunas de las visitas que podremos realizar en los alrededores de Miranda de Ebro son la población de Pancorbo, que se halla insertado en un imponente desfiladero y que al igual que la vecina Miranda de Ebro posee un impresionante patrimonio artístico e histórica y el Condado de Treviño. Miranda de Ebro, junto a otras poblaciones del Desfiladero de Ebro, es uno de los mejores destino rurales para disfrutar de unas vacaciones de verano relajadas y en pleno contacto con la historia y la naturaleza, una tierra que guarda muchos secretos y que está deseando revelarlos a todos y cada uno de sus visitantes. Viajar a  Miranda de Ebro en coche es muy sencillo, desde Madrid y el resto del sur de la Península Ibérica, por la Autovía I que pasa por Burgos y Aranda de Duero entre otras ciudades. Desde el oeste peninsular la vía más cómoda es la Autovía A 620, mientras que desde el norte se debe tomar la Autovía A 120 Camino de Santiago. En cuanto al alojamiento, en la zona hay varios hoteles y hostales, aunque el tipo de alojamiento más abundante es el...

Leer más