Volver

Segovia

Segovia | Viajes fin de semana

Si estáis planeando disfrutar de un viaje de fin de semana especial, y aún no tenéis decidido ningún destino concreto, una escapada por Segovia es una de las opciones más recomendables si no conocéis los fantásticos rincones históricos de Castilla y León, y de esta ciudad rebosante de patrimonio y cultura. Si paseamos por sus calles podremos apreciar en primera persona la magnitud del legado artístico de Segovia con construcciones tan famosas como el Acueducto de Segovia, la Catedral, el Alcázar, las Murallas, la Iglesia de San Martín, la Iglesia de la Santísima Trinidad, la Iglesia de San Juan de los Caballeros, el Monasterio de San Antonio el Real, el Monasterio del Parral, la Iglesia de San Esteban, la Iglesia de San Millán, la de San Justo, la de la Vera Cruz, la del Corpus Crhisti (Antigua Sinagoga Mayor), el Monasterio de los Carmelitas Descalzos, el Santuario de la Virgen de la Fuencisla… Mientras dure nuestra estancia en la turística Segovia, podremos alojarnos en sus fantásticos hoteles, hostales y pensiones para todos los bolsillos. Si tenéis la oportunidad, hacedlo en alguno que se encuentre dentro o cercano al casco antiguo, ya que, además de proporcionarnos un ambiente muy especial y romántico, nos permitirán disponer de un punto de partida clave para comenzar nuestra ruta hacia cualquiera de los enclaves turísticos de la ciudad. Y además, para aprovechar al máximo nuestra estancia en Segovia puedes salir a conocer la animada marcha nocturna con la que cuenta, en alguno de los bares, pubs y discotecas del lugar. Un viaje de fin de semana a Segovia es sin duda una escapada que nunca...

Leer más

El Acueducto de Segovia. Monumentos emblemáticos de Castilla y León

En la comunidad autónoma de Castilla y León, más concretamente en la monumental ciudad de Segovia se localiza una edificación de cuya construcción data de finales del siglo I y comienzos del II. Esta es una de las construcciones que mejor se mantiene de las que conservamos de la estancia de los romanos en España. El Acueducto de Segovia fue construido para canalizar las aguas del manantial de la Fuenfría, localizado en La Acebeda, sierra que dista unos 17 kilómetros de la ciudad. El Caserón es una cisterna desde la cual comienza la recogida de estas aguas para ser transportada hasta la próxima torre que recibe el nombre de Casa de Aguas, en la cual era saneada por medio de la decantación para eliminar sólidos como la arena, para luego proseguir con su ruta. A continuación es desplazada unos setecientos veintiocho metros con una inclinación de un uno por ciento para, por último finalizar su traslado en el Alto del Postigo, donde se situaba la ciudad en torno al Alcázar. Como veis, los romanos poseían métodos muy avanzados para su subsistencia en aquella época. Pero no solo se trata de un método, sino de una magnífica construcción de bella presencia que contiene un total de 167 arcos, de los cuales setenta y cinco son sencillos y, cuarenta y cuatro son dobles (las cuales conforman ochenta y ocho). El Acueducto de Segovia es una visita indispensable para los turistas que buscan en sus vacaciones informarse sobre los pobladores romanos que construyeron los pilares de la civilización moderna donde...

Leer más