Volver

Escapadas a Europa

Malta, la isla mágica

El archipiélago de Malta, en el mar Mediterráneo, es uno de los países más pequeños del mundo. Malta recibe cada año a miles de turistas que vienen a disfrutar de su clima y paisaje privilegiado. Su capital, La Valeta, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980 es una de las joyas de la isla. Los edificios de esta pequeña ciudad sufrieron serios desperfectos durante la Segunda Guerra Mundial. Sus casas destacan por sus balcones de madera y cristal; y sus calles son empinadas, una auténtica montaña rusa urbana. En verano se celebran en la isla multitud de fiestas y eventos. Unas fiestas que se acompañan de la gastronomía típica del país. La comida maltesa está influenciada por su proximidad a Italia y a Túnez y se caracteriza por platos típicamente mediterráneos en los que no falta ni el pescado ni la verdura. Malta tiene casi medio millón de habitantes y pertenece a la Unión Europea desde 2004. En la isla existen dos lenguas oficiales: el inglés y el maltés. La influencia británica durante más de 150 años se aprecia en cada rincón de la isla. No es de extrañar que anualmente la isla reciba a muchas personas interesadas en aprender o mejorar el inglés. En toda la isla existen multitud de centros y academias de inglés, pero nosotros destacaremos una: Maltalingua. Un escuela ubicada en la bahía de Sant Julian’s en una zona céntrica y en un edificio histórico recientemente restaurado. La escuela ofrece cursos de inglés para todas las edades (a partir de 12 años) y niveles. Además, en verano pone en marcha su programa “Junior” en Mellieha, un pequeño pueblo situado a pocos minutos de la playa. Y no podemos olvidarnos de Gozo, la isla más pequeña del archipiélago, situada al norte de Malta. Tan solo tiene 14 km de largo y está salpicada de pueblecitos y grandes iglesias, un lugar ideal para hacer excursiones y disfrutar de la naturaleza. Además, los amantes del mar, tienen la posibilidad de descubrir las cuevas de Blue Grotto y formaciones extraordinarias de Dwejra. Sea cual sea el motivo de su viaje a Malta los visitantes podrán disfrutar durante unos días de un paisaje mágico y de una belleza...

Leer más
    P. López: Me parece un destino muy interesante para este verano! Además puedo practicar el inglés cerca de la playa...
    Vamosdecrucero.com: Es una aventura única viajar a Malta y al mismo tiempo aprender idioma... muy beneficioso!

Disfruta de la llegada del frío en Andorra. Ocio y deportes al aire libre en tus días libres

Ahora que se acerca el invierno y con el frío y la nieve, no hay alternativa mejor para unos días libres de ocio y diversión que unas escapadas de esquí, en las que podamos además disfrutar de paisajes naturales de gran belleza y de costumbres diferentes. Andorra representa un destino ideal para esto. Este principado localizado en el corazón de los Pirineos Orientales entre España y Francia, tiene un fuerte espíritu comercial y turístico por lo que es imposible regresar sin algún recuerdo de unos días inolvidables. El turismo deportivo es un recurso muy utilizado en Andorra, entre las que podemos destacar actividades como el acrojump, equitación, baik trial, baik balance, karts, descenso de barranco, excursionismo vertical, gicafer, patinetes de agua, minigolf, golf, paintball, puenting, pistas de cuads, rutas ecoturísticas, senderismo, tirolina, tobotronc tubbing, patinaje sobre hielo y por supuesto esquí y snow – board. Es imposible aburrirse durante unos días en Andorra. Hoteles y alojamientos de todo tipo y para todos los gustos conforman una gran infraestructura para el turismo, que ofrece una gran comodidad para hacer reservas desde casa y dispone de numerosas ofertas y paquetes viaje todo incluido para sacar el máximo partido durante nuestra estancia en estas vertiginosas tierras. Andorra esta compuesta por regiones como Andorra la Vella, Canillo, Encamp, Escaldes-Engordany, La Massana, Ordino y Sant Julia de Loria. Todo es cuestión de elegir tu rincón preferido y reservar ya tus escapadas...

Leer más

Viaje a Dublín: dónde alojarse, precios y reservas

Dublín es un destino que se encuentra al alcance de todos, gracias a los vuelos low cost, muy económicos, que ofrecen varias compañías aéreas hasta la capital de Irlanda y también por el abaratamiento de su amplia gama de alojamientos, hoteles y hostales para todos los gustos y presupuestos. La mejor opción para alojarse durante un viaje a Dublín es buscar un hotel u hostal situado en la zona centro o alrededores de Temple Bar, las zonas más turísticas y animadas de la ciudad. Los precios de los hoteles han bajado bastante con la crisis y muchas cadenas hoteleras ofrecen habitaciones muy baratas entre semana. Además, las reservas online ofrecen grandes ventajas a la hora de elegir nuestro alojamiento ya que, en ocasiones, ofrecen hasta un 50% de descuento si realizamos la reserva a través de internet, siendo también el tiempo un factor importante para conseguir los mejores precios. Los hostales, B&B y el alquiler de apartamentos son algunas de las formas más económicas para dormir en la ciudad. Algunos alojamientos recomendados son los Apartamentos Augustine, espaciosos y con muy buenos precios, ya que un apartamento con capacidad para siete personas cuesta menos de 120 euros por noche. Algunos hostales céntricos recomendados son Paddy´s Palace Dublin, el hostal más barato de la ciudad en pleno centro, y Clifton Hostel. Dublín nos permitirá ahorrar, no sólo en alojamiento, sino también en transporte, puesto que casi todos los alojamientos están emplazados en lugares céntricos desde los cuales nos será muy fácil llegar a los puntos de mayor atractivo turístico como Temple Bar, Dublin Spire o Grafton...

Leer más

Vida nocturna en Berlín | Berghain y otras zonas de marcha

Berlín está de moda, una ciudad que conserva su encanto tan especial y que aún no ha sucumbido a la globalización, como sí lo han hecho la gran mayoría de capitales europeas. Gracias a la amplitud de la ciudad, la noche berlinesa está libre de horarios de cierres y vecinos que se quejen, la noche berlinesa no tiene fin. Vibrante, única, extravagante, loca, onírica, mágica, interminable, tolerante… La noche berlinesa puede ser definida de mil y una formas, pero el adjetivo que mejor la define es, sin lugar a dudas, singular. ¿Nueva York la ciudad que nunca duerme? Totalmente falso, Berlín sigue muy despierta cuando los neoyorkinos llevan ya horas dormidos en sus camas. Para disfrutar de Berlín al cien por cien, conocer su vida nocturna es indispensable, la cultura no se encuentra sólo en los museos de la ciudad sino también en sus clubs y zonas de marcha. Además de la Puerta de Brandemburgo o el Reichstag, para muchos es Berghain el auténtico símbolo de Berlín, un monumento en toda regla. Se trata del club de los clubes berlineses, un auténtico hito, una vez se cruzan las puertas de esta antigua central eléctrica, el surrealismo hace acto de presencia y el mundo exterior parece aún más gris. Lo difícil es poder entrar, sobre todo si eres turista. La hora punta es mejor evitarla, de 3 a 4 de la mañana aproximadamente, así como evitar hablar español mientras esperamos. El edificio es un laberinto de salas, rincones y pasadizos que no deja indiferente a nadie, un edificio donde la tolerancia es la gran protagonista junto a las luces de neón, la mejor música electrónica y la sensualidad. Edad, orientación sexual o sexo es lo que menos importa en Berghain, un lugar hecho para todos y el disfrute de todos. Otros núcleos de la “marcha berlinesa” son Simon-Dach-Straße, en Friedichshain, y Oranienburger Straße, en el distrito de Kreuzberg. Por último, si lo que busca son emociones fuertes y vivir nuevas experiencias, no puede perderse una visita nocturna al club fetichista berlinés por antonomasia: Kit-kat...

Leer más