Todo sobre "Jerte"

El Valle del Jerte: Los Cerezos en Flor

La primavera comienza de nuevo en estas fechas y todo en la naturaleza cobra vida como en una explosión. Un lugar donde este fenómeno se hace notar con fuerza y una extraordinaria belleza es el Valle del Jerte. Se ubica a unos kilómetros de Plasencia, al norte de Extremadura. Aquí, en este tiempo, el viajero se deleitará al contemplar en todo su esplendor el cerezo en flor, tras el letargo del invierno. Entre los montes de Tras la Sierra y la Sierra de Tormentos discurre el Valle y a través de éste, el río Jerte, un afluente del Tajo. Este río y las características del terreno, así como su altitud, otorgan a la comarca un aire relajante, puro, natural y encantador. Las caprichosas formas de la naturaleza han dado lugar a numerosas gargantas y ollas a lo largo del río, muchas de ellas muy famosas y merecedoras de una buena visita,  acompañada de un buen baño. Cabe destacar la de Los Infiernos, Becedas, San Pedro, Los Buitres, Tornadero, San Martín o Las Rayuelas, entre otras. También debes realizar una divertida y apasionante ruta por sus once pueblos, enriqueciéndote con las particularidades de su cultura, su arquitectura, su gastronomía y la belleza que rodea a todos ellos. Estos pueblos son: Barrado, Cabezuela del Valle, Cabrero, Casas de Castañar, El Torno, Jerte, Navaconcejo, Piornal, Rebollar, Tornavacas y Valdastilias. De ellos, el más poblado es Navaconcejo, con algo más de 2000 habitantes; por lo que uno se puede imaginar la sensación de...

El Valle del Jerte. Gredos rural

Localizado en la Sierra de Gredos, entre grandes extensiones de bosques de un inmenso valor natural y el río del que recibe su nombre, se encuentra el famoso Valle del Jerte, una de las mayores joyas de la comunidad de Extremadura. Este es un lugar mágico lleno de posibilidades, tales como la práctica de deportes de aventura o la realización de rutas didácticas ecologístas y turísticas.. Las cumbres más altas de este lugar las representan las del Covacha con una altura de unos 2399 metros, la del Torreón con 2401 metros y la del Calvitero con unos 2405 metros. Estas son todo un reto para los aventureros que se animen a intentar alcanzarlas teniendo también la oportunidad de aprovechar muchas de sus paredes para practicar el deporte de la escalada. Su particular posición geográfica hace de este un lugar con clima propio donde el invierno lo constituyen temperaturas no muy bajas y los veranos son levemente calidos. Las abundantes lluvias en este lugar a lo largo del año hace posible el fructuoso crecimiento de una rica vegetación muy variada y colorida. Este es uno de los mejores lugares para asistir a la apretura de la flor de cerezo ya que aquí se reúnen unos dos millones de cerezos que cada año inundan de color las grandes superficies plantadas con estos árboles frutales, lo que transmite una gran sensación de bienestar para las personas mas naturalistas que visiten estas tierras El Jerte es un paradisíaco destino para gente que busca...