Todo sobre "La Mancha"

La Ruta Quijotesca. Rutas de Castilla la Mancha

La llamada Ruta Quijotesca se localiza en el Parque Natural de Ruideras, uno de los maravillosos lugares con los que cuenta Castilla La Mancha. En esta ruta conoceréis a fondo las tierras, en las cuales el escritor Miguel de Cervantes emplazó algunas de las aventuras del conocido hidalgo Don Quijote de la Mancha. La Cueva de Montesinos, por ejemplo, es una hendidura de ochenta metros de abismo provocado por el efecto erosivo del agua de lluvia que durante siglos ha ido deteriorando el roquero del lugar. Dentro de ella se localiza un riachuelo, el cual avanza entre grandísimos bloques de piedra. No obstante entre estas hay hueco suficiente para que los turistas más aventureros se adentren en las rutas subterráneas de este lugar, donde el magnifico escritor Miguel de Cervantes localizó el más afamado encantamiento de la historia literaria. Este consiste en la historia de la transformación de la dama de Ruidera y sus hijas en lagunas y ríos, contada por el hidalgo, basado en sus experiencias en las profundidades de esta ruta subterránea. También en esta ruta se encuentra la Ermita de San Pedro localizada cerca del camino vecinal que une Ossa con el denominado “Paraje de San Pedro”, antiquísimo lugar de peregrinación. En las cercanías de esta ermita se localizan las tumbas de sujetos de extraordinario tamaño. Localizado en la zona del Tobar, cerca de la salida de las aguas del río Alarconcillo hacia la  laguna de San Petra, se encuentra el Castillo de Rochafrida, el cual...

Ciudad Real

En un lugar de La Mancha cuyo nombre es Ciudad Real está localizada esta ciudad que destaca por su belleza y sus admirables tapas de la Plaza mayor y de la zona del Torreón. Esta es un destino perfecto para los turistas que visitan las tierras de Castilla La Mancha. Esta ciudad de activos habitantes representa la capital de La Mancha y la 3ª provincia más extensa de España, fuertemente asociada a la novela de Cervantes, Don Quijote. Aquí podréis conocer perfectamente como son las costumbres más arraigadas de todas las tierras manchegas y también tendréis lugar de recorrer los rincones naturales vírgenes perfectamente conservados que contiene los alrededores de esta magnífica ciudad. Si decidís hacer una visita un poco más natural disponéis de numerosas casas rurales con mucho encanto, cuyos precios son accesibles para todos los bolsillos. Esta es una ciudad monumental que para una visita didáctica perfecta es aconsejable utilizar los servicios ofrecidos por los numerosos guías que dispone la ciudad. Esto os permitirá abstraer muchos más conocimientos sobre la historia y costumbres del lugar. La gastronomía es uno de los puntos fuertes de estas tierras manchegas, disponiendo desde restaurantes de categoría hasta bares de tapas para todos los gustos. Siempre es recomendable no acabar la visita sin haber probado uno de los famosos vinos manchegos y algunos de sus prestigiosos quesos. Para alojarnos a nuestro paso por el lugar tenemos un amplio abanico de posibilidades en cuanto a hoteles nos referimos. Estos son de exquisitos servicios...

La Ruta de los Molinos de Viento (Castilla La Mancha)

Un destino muy interesante para un viaje rural de fin de semana con encanto es la ruta de los molinos de viento, principalmente por Castilla La Mancha. Desde antaño, la relación del agua, la agricultura y el trabajo diario de los manchegos ha nutrido la creatividad y el desarrollo dentro de los límites tecnológicos de la época, y nos deja un interesante legado que atrae cada año a turistas y viajeros de todo el mundo. Los preciosos y pintorescos molinos de viento, famosos entre otros motivos por la novela de Cervantes “El Quijote”, a los que sumamos otros atractivos menos conocidos pero de gran interés para tu viaje, los molinos de agua, los instrumentos de labranza y transporte, fiestas y costumbres pintorescas, y otros muchos atractivos perfectos para un viaje rural de fin de semana por Castilla La Mancha. Estos famosos Molinos de Viento, que conforman una interesante ruta por Castilla La Mancha, poseen cuerpo cilíndrico y techo con forma de cono, fabricados con tierra, piedras, madera, adobe, paja, e incluso zinc para los tejados, como las bóvedas de edificios importantes de España y Europa. El tejado  y sus paredes son atravesados por un eje, que es el encargado de sostener las aspas y aprovechar la energía del viento para moler el grano, principalmente. La ruta de los molinos de viento se establece entre varios pueblos de Castilla La Mancha, que mantienen y restauran la mayoría de los molinos de viento manchegos que quedan en pié, entre los que...