Todo sobre "Pirineo Aragonés"

Viaje rural al Pirineo Aragonés: Broto

La localidad de Broto, situada en el valle que recibe el mismo nombre en la provincia de Huesca, es uno de los mejores destinos para hacer turismo rural en pleno Pirineo Aragonés. Además de disfrutar de las costumbres del pueblo, en su entorno se pueden realizar numerosas rutas interesantes. El municipio se halla en la Comarca de Sobrarbe, un rincón privilegiado del Pirineo Aragonés a escasos kilómetros del famoso Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los parajes de mayor valor ecológico del la mitad norte peninsular. La villa de Broto se encuentra dividida en dos barrios por el Río Ara, el Barrio de Santa Cruz y el Barrio de los Porches y, además de ofrecernos unas vistas impresionantes aquí podemos conocer monumentos y rincones con mucho encanto. Algunos de los lugares más representativos del legado artístico e histórico de la villa de Broto son el edifico de la Cárcel, el Puente del Sorrosal, de estilo románico y a escasos metros de la bella Cascada del Sorrosal, y la Ermita de la Piedad, uno de los mejores ejemplos del románico pirenaico en Aragón. Pero el símbolo indiscutible de Broto y su edificio más importante es la Iglesia de San Pedro. Esta edificación religiosa, que data del siglo XVI, destaca sobre todo por sus grandes dimensiones y mezcla de estilos, siendo los estilos gótico y renacentista los predominantes. En el entorno de Broto también existen varios monumentos que merecen ser visitados, como la Ermita de San Blas o...

Ordesa y Monte Perdido: Parque Nacional del Pirineo Aragonés

Situado en la provincia de Huesca, concretamente en el Pirineo Aragonés, se localiza el majestuoso Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuya sinuosa y monumental geografía nos permite realizar numerosas actividades al aire libre. Es por este motivo por lo que configura un lugar ideal para disfrutar un poco del bienestar que transmite la naturaleza durante nuestras vacaciones. Este fue creado en el año 18, ocupando solo es territorio perteneciente al Valle de Ordesa, y no fue hasta el año 82 cuando el sobrenombre de parque nacional, acaparó también los 3 valles que componen al Macizo de Monte Perdido, los cuales son el del Valle-Cañón de Añisclo, el Valle de Pineta y las Gargantas de Escuain. Numerosos senderos se reparten por estas tierras ofreciéndonos una gran cantidad de rutas por realizar y muchas formas de recorrerlas, como a pié, en bicicleta, a caballo, haciendo trekking… todas ellas nos muestran formas diferentes de admirar esta maravilla de la geografía. El terreno que conforma al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que consta de unas 15608 ha. otorga el nombre de Las Tres Serols al punto más elevado del mismo, de unos 3.348 m. Este lugar contiene una gran diversidad biológica por lo que su visita adquiere un rico valor didáctico, siendo recomendable para los primeros contactos de los más pequeños a la naturaleza. Además, pasar unas vacaciones en compañía de la familia o de los amigos en un entorno natural tan hermoso y alojarse en una de las...