Todo sobre "Sierra de Gredos"

Circo de Gredos, turismo rural en el corazón de la Península Ibérica

Antes de que los fríos más severos del invierno restrinjan el acceso a las cumbres a profesionales de la alta montaña, tenemos aún posibilidades de disfrutar de los inigualables parajes que conforman la sierra de Gredos, situada entre las provincias de Ávila, Cáceres, Madrid y Toledo, en el corazón del Sistema Central. Una de las grandes ventajas de esta zona es que ofrece recorridos para visitantes de todos los niveles; desde paseantes a expertos montañeros. La ruta más popular para acceder hasta el Circo de Gredos y el pico del Almanzor (2.592 m), es la que llega hasta la plataforma a través de Hoyos del Espino, en Ávila. Desde allí mismo se pueden disfrutar ya de unas impresionantes vistas que satisfarán a los más sedentarios, ya que hasta ese punto se puede acceder en coche. Los que gusten de caminar, podrán ascender a través de la Trocha Real, el camino empedrado construido para las cacerías del rey Alfonso XIII, hasta el Prado de las Pozas, donde la pendiente de los primeros metros se suaviza. Un pequeño esfuerzo más nos sitúa en el mirador (2.170 m), desde donde se divisa una soberbia panorámica del Circo de Gredos y la Laguna Grande. La duración media de este recorrido es de dos horas. No obstante, empleando tan solo una hora más podremos llegar hasta el refugio Elola (1.945 m). La flora y la fauna de Gredos son también un aliciente para los amantes de la naturaleza. No es infrecuente divisar ejemplares de...

El Valle del Jerte. Gredos rural

Localizado en la Sierra de Gredos, entre grandes extensiones de bosques de un inmenso valor natural y el río del que recibe su nombre, se encuentra el famoso Valle del Jerte, una de las mayores joyas de la comunidad de Extremadura. Este es un lugar mágico lleno de posibilidades, tales como la práctica de deportes de aventura o la realización de rutas didácticas ecologístas y turísticas.. Las cumbres más altas de este lugar las representan las del Covacha con una altura de unos 2399 metros, la del Torreón con 2401 metros y la del Calvitero con unos 2405 metros. Estas son todo un reto para los aventureros que se animen a intentar alcanzarlas teniendo también la oportunidad de aprovechar muchas de sus paredes para practicar el deporte de la escalada. Su particular posición geográfica hace de este un lugar con clima propio donde el invierno lo constituyen temperaturas no muy bajas y los veranos son levemente calidos. Las abundantes lluvias en este lugar a lo largo del año hace posible el fructuoso crecimiento de una rica vegetación muy variada y colorida. Este es uno de los mejores lugares para asistir a la apretura de la flor de cerezo ya que aquí se reúnen unos dos millones de cerezos que cada año inundan de color las grandes superficies plantadas con estos árboles frutales, lo que transmite una gran sensación de bienestar para las personas mas naturalistas que visiten estas tierras El Jerte es un paradisíaco destino para gente que busca...