Todo sobre "sol"

Recuerda protegerte de las radiaciones solares durante tus vacaciones. Turismo y salud de la mano

Las vacaciones durante el verano, ya sea en destinos de playa, como de campo y sierra, representan un periodo de tiempo durante el cual queremos eximirnos de las preocupaciones y no queremos pensar en las responsabilidades que nos atañen. Pero la amenaza del sol no entiende de momentos gratos, y ataca cuando mas desprevenidos estamos. Es por ello que debemos inculcarnos unos protocolos de protección y realizarlos de forma mecánica para que el momento de usar cremas protectoras no pase inadvertido y una seria quemadura solar haga estragos nuestra piel por culpa de un descuido. Existen muchos tipos de piel y muy diferentes, pero ninguna se libra de la fortaleza con la que nos sacude el sol. Para todas aquellas personas que piensan que un buen bronceado duradero se consigue exponiéndose prolongadamente al sol durante unas pequeñas escapadas a la playa, sepan que para que este sea saludable y nos dure el mayor tiempo posible, esto es contraproducente, ya que lo que provoca esta situación son peligrosas quemaduras en las capas mas externas de la piel que la oscurecen solo por el tiempo que tarde en secarse y caerse, cosa que ocurre precozmente. A partir de ese momento es el fin de un bronceado, pero puede ser el comienzo de los problemas de piel que cada vez sufrimos más frecuentemente y que pueden desencadenar los tan temidos tumores de piel, melanomas… Es por ello que deben usarse protectores solares que se adecuen a la fortaleza del periodo vacacional en...

Protegernos del Sol en la nieve

Estamos acostumbrados a escuchar en todos los medios de comunicación que cuando vamos a la playa debemos tener especial cuidado con no exponernos demasiado al Sol, ya que nos puede producir quemaduras graves, envejecimiento prematuro, y por supuesto, que es un detonante del cáncer de piel. Pero lo que no es tan frecuente es que avisen de que en la nieve existe más riesgo que en la playa de sufrir estos problemas y enfermedades, y otros accidentes graves y frecuentes como los desprendimientos y las quemaduras en las retinas de los ojos, sobre todo en lugares como Sierra Nevada que aunque estamos en alta montaña los días son muy soleados y éste pega con fuerza. En un día soleado, la nieve se convierte en un potente espejo para los rayos ultravioletas y la luz solar en general, por lo que no llegamos a calentarnos lo suficiente como para advertir que nos están quemando la piel, y estos accidentes se hacen graves sin darnos cuenta. Una muestra de el poder que tiene el Sol cuando se refleja en la nieve es la típica imagen del esquiador moreno ennegrecido, que no ha abusado de los rayos uva de una clínica, sino que están a diario durante bastante tiempo en la nieve. Por lo tanto, debemos tener especial cuidado cuando nos vayamos de vacaciones, e incluso de viaje de fin de semana a la nieve, tanto para esquiar y hacer otros deportes como simplemente para disfrutar de las maravillas de estos lugares....